jueves, 21 de marzo de 2013

Teoría de los dos demonios: justificando lo injustificable

Cuando se habla de la dictadura cívico-militar de 1976, algunas personas (por lo general defensoras de los golpistas) tienden a sacar a relucir una teoría bastante dudosa: la de los dos demonios. Esa que dice una especie de "bueno, sí, los militares estuvieron mal en secuestrar y torturar a tanta gente... pero del otro lado no se quedaban atrás, ehhhh".
Esa idea de instalar que había dos males antagónicos en el país, que lo que ocurrió en realidad fue "una guerra", que había dos bandos y entre ellos se "peleaban".
Yo encuentro que esa teoría es una idea descabellada, la mire por donde se la mire.

Fuerzas NO iguales
Para empezar, no hubo nunca dos "males antagónicos" en igualdad de condiciones. Decir eso es como afirmar que una banda de chorros es lo mismo que la fuerza policial en su conjunto.
¿Decís que los Montoneros, el ERP eran asesinos porque ponían bombas? Está bien, decilo. Aún así, seguían siendo una banda -más o menos organizada, eso no importa- que delinquía. No eran un Estado (con todo lo que eso representa y conlleva) a cargo de los destinos del país. No había ni hubo nunca "igualdad de condiciones". No se puede comparar una organización terrorista con el aparato estatal. Sencillamente no es comparable.

Alguna que otra persona me ha corrido con la gente asesinada por los Montos, por ejemplo. Mi respuesta siempre es la misma:
Eso no tiene nada que ver con un plan sistemático de aniquilación llevado a cabo por parte del que ese entonces era el Estado (usurpado e ilegal desde el vamos, encima). Los campos de concentración en los que se mantenía a la gente durante meses e incluso años torturándola, los asesinatos en masa que se cometieron por parte del estado, la apropiación de más de 500 bebés y ni siquiera nombro el saqueo de bienes porque queda chico al lado de lo nombrado anteriormente.
Eso de querer comparar terrorismo con terrorismo de Estado es algo que no tiene ni pies ni cabeza. Los delitos que cometieron los guerrilleros son delitos comunes que atañen a la justicia común. En cambio, cualquier delito cometido por el Estado es un crimen más grave. Y no es que lo digo yo de caprichoso que soy: está contemplado así por la ley.
Por ejemplo: que un policía mate a alguien acarrea una pena más alta que si que lo hace un civil, y esto tiene una lógica: el policía se supone que está para proteger la ley, no para violarla. El civil no tiene esa obligación, la de proteger, la de ser vigilante de la ley.
Bajo ese mismo criterio, el Estado no debe jamás levantar su mano contra el pueblo, por más culpable que sea un individuo que cometió un delito.
A ver si nos entendemos: lo que debe hacer el Estado es apresar al infractor y someterlo a juicio. No secuestrarlo, torturarlo y matarlo.
Si el Estado -que está obligado por ley a protegernos- nos mata, siempre va a tener una sanción más grande que aquella que se le de a un tipo cualquiera que mata a otro.
Lo cual me lleva directamente a otro asunto

Los delitos de lesa humanidad
Los delitos de lesa humanidad son aquellos cometidos por el Estado de cualquier país. Estos delitos no prescriben, y la razón es que un delito cometido por el Estado siempre se considera más grave que el mismo delito cometido por un civil.
Los delitos cometidos por los Monto -por ejemplo- no son considerados de lesa humanidad por la sencilla razón que los Monto no eran el Estado. Por lo cual, y aunque joda, prescriben. Los de los militares no, porque ellos eran el Estado (ilegal, pero estado al fin) en ese momento.
Para pasarlo en limpio:
Todas las bombas que pusieron los guerrilleros, todos los atentados que hicieron, todo eso son delitos comunes, como podría ser un HDP que hoy viene y te mata a un amigo o familiar.
Lo que hizo la dictadura fue amparado por el mismo Estado, ya que ellos lo eran. Y eso significa que el Poder Ejecutivo, la ley, la policía, la gendarmería... todo lo que se te ocurra los encubría. Eso es más grave, mucho más grave, para la lógica básica y para la justicia. Porque los militares -al ser el estado- tenían 100% de impunidad asegurada de todos lados que uno pueda imaginar.

Y eso sólo hablando de las organizaciones guerrilleras. Que dicho sea de paso, para el año 1975 ya estaban prácticamente aniquiladas. El golpe se dio en el 76, momento para el cual ya no había "amenaza real" por parte de ningún "monto". Así que en realidad, la excusa de la  supuesta guerra es sólo eso: una excusa.

"Guerrilla"
Pero ojo, porque el tema "guerrilla" es nada más que otro intento de los golpistas y sus defensores para justificar lo injustificable, que es un golpe de Estado.
Es bien sabido (por todos aquellos que quieren ver) que muchísimas personas secuestradas no representaban peligro alguno para nadie.
¿O me van a decir que los pibes de La Noche de los Lápices eran guerrilleros por pedir el boleto estudiantil?
¿O que el negrito Floreal Avellaneda, de 15 años, era un peligro para la sociedad? Al Negrito se lo llevaron de su casa porque no encontraron a su padre, a quien estaban buscando. Y lo torturaron, a un pendejo de quince años, y lo empalaron. Si no saben lo que es un empalamiento, vayan a Google.
¿O que Pablo Míguez era un ponebombas? Pablo era un chico de 14 años cuando se lo llevaron a la ESMA, entre otros lugares en los que estuvo. Decime vos qué cosa tan horripilante podía haber hecho ese nene que amerite que lo torturen y asesinen.
¿Y las monjas francesas que secuestraron y asesinaron? ¿Acaso ellas también eran violentas?
¿Y los sacerdotes Yorio y Jalics (tan en boca de todos en estos días "papales")?
¿Y Claudio Tamburrini, jugador de fútbol, arquero de Almagro, que fue secuestrado en 1977? ¿Qué hacía él? ¿Acribillar gente a pelotazos, acaso?

Podría seguir durante días nombrando personas "chupadas", torturadas y asesinadas que NO ERAN guerrilleros ni nada que se le parezca. Esos que nombré más arriba son sólo aquellos que lograron tener nombre en el erario público, pero imagínense la cantidad de vidas similares que se llevaron los genocidas.
El verso de la "guerrilla" es nada más que eso: VERSO. A ver cuándo lo entienden todos aquellos que gritan a los cuatro vientos la palabra guerra con tanta liviandad.

Para finalizar
Estoy dejando afuera algunos factores, porque si no lo hago, esta entrada sería interminable. Pero quiero nombrar brevemente sólo uno de ellos: el robo de bebés. Esa atrocidad también la hicieron los militares y los civiles cómplices en esa época. No sé si te imaginás la real dimensión que tiene eso, pero pensalo un minuto: le robaban los bebés a las madres que parían en los campos de concentración. Y no sólo eso, sino que a esos bebés los anotaban como propios y nunca les decían su origen.
Ni siquiera en la guerra más cruenta se hizo eso.
Y esto no era ni siquiera eso, una guerra.

Y enlazando una cosa con otra, quiero que algo quede bien pero BIEN en claro:
Acá no hubo ninguna guerra.
Acá no hubieron dos bandos.
Acá no hubieron dos demonios.
Acá hubo uno sólo.
Ese demonio se llamó DICTADURA.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

como diria el harlem shake:

"con los terroristas ♪♫ "

Tuqui dijo...

Uhhhh no, acá también con el HS no, che. Menos en un tema tan delicado como este, aunque se entiende la humorada.
Saludos, Anónimo

dambeltrami dijo...

Muy esclarecedor el post. Todavìa no puedo creer la cantidad de gente que siguen sosteniendo incansablemente la teorìa de los demonios, siendo que esta, como se muestra en el post, no tiene ningùn asidero. Un saludo. Buen blog.

Tuqui dijo...

dambeltrami Gracias por tu comentario.
Somos muchos los que no podemos creer que aunque sea una persona siga sosteniendo la teoría de los dos demonios. Por suerte, los que creemos eso somos la mayoría. Eso quiere decir que -como pueblo- no somos tan ignorantes como alguno podría creer.
Abrazo

Anónimo dijo...

Está muy buena la explicación. Por que no se la explican a los terroristas (izquierda y derecha)? Ellos fueron los primeros en afirmar que había una guerra con lo que pretendían justificar sus propias atrocidades mucho antes de la teoría de los dos demonios. También para ellos había dos bandos etc... También coincido con vos, los guerrilleros son delincuentes comunes: jamas debieron adquirir el status de "preso político". Todos, militares y guerrilleros debían estar presos.

Tuqui dijo...

Anónimo Yo puedo decir que soy el Chapulín Colorado si quiero. Eso no lo transforma en verdad.
Gracias por el comentario, saludos.

CapitanBeto dijo...

Simplemente, una genial síntesis de lo que pienso. La teoría de los dos demonios no resiste análisis alguno. Comparar el poder represivo del Estado con organizaciones clandestinas de un grupo de civiles... Se ha escrito demasiado, y ha pasado mucha agua bajo el puente para que a esta altura de la historia se siga defendiendo lo indefendible. En fin, saludos.

Tuqui dijo...

CapitanBeto Muchas gracias por leer y comentar.
Abrazo

Gabriel dijo...

Hola! muy interesante y explicativo tu blog. pero quiero que me aclares algo: Al menos dos de los movimientos revolucionarios de aquella época tenían un brazo armado (FAP,ERP) los mismos tenían una estructura militar, con rango, departamentos de operaciones, inteligencia, logistica, reglamentos, uniformes, etc, etc. Entonces como no definirlos como organizaciones combativas si a partir de sus nombres impregnan un aire a enfrentamiento? Gracias

Tuqui dijo...

Gabriel gracias por el comentario.
El ERP, los Monto, quien vos quieras, elegí el grupo que más (o menos) te guste.
Lo cierto, real e irrefutable es que ninguno de ellos era un organismo del Estado. No tenían al Poder Judicial, a la policía, a la gendarmería, marina, poder ejecutivo, NADA para apoyar y justificar legal y fácticamente crimen alguno. Eran, si vos querés, criminales comunes. Organizados, seguro, pero comunes.
No se puede comparar bajo ningún punto de vista eso con el terrorismo de Estado.
Saludos

Anónimo dijo...

Me parece que se quiere decir que por no ser el estado tenían derecho a matar, torturar, secuestrar y cometer muchísimos delitos y eso no está bien .

Tuqui dijo...

Te parece mal.

Anónimo dijo...

A ver, yo estoy de acuerdo con la teoría de los dos demonios. Esto no justifica para nada el accionar del terrorismo de estado.

O sea, dos demonios hubo. Porque dentro de esos 30.000, hubo un montón (nadie sabe qué porcentaje, pero fue alto) que no tenían nada que ver. O que no tenían nada que ver con el accionar guerrillero.

Te hablo por experiencia propia. Mis viejos eran conocidos (mucho antes de que se metiera en política) de un importante y conocido escritor que luego estuvo en la prensa del ERP. Él sabía en qué se metía. Fue desaparecido.

Mi viejo laburaba con un pobre chabón que estaba metido en el PC. Militaba pero no metía bombas ni hacía nada malo, Sin embargo también desapareció y murió en una carcel clandestina.

Un amigo de mi hermana, estudiante de medicina, hoy importante médico, tenia una hermana que militaba en la izquierda y tengo entendido que, como se decía en esa época, "andaba en cosas raras". No sé que grado de vinculación tenía. Desapareció y al flaco le reventaron el departamento.

Una prima de mi mujer, venía caminando y porque tenía unos aros similares a los de una guerrillera buscada en ese momento, la subieron a un auto, la cagaron bien a palos y cuando se dieron cuenta de su error, la soltaron. Te imaginás el cagazo de la mina.

Ahora, eso pinta perfectamente los distintos grados de bestialidad de las "fuerzas de seguridad".

Sin embargo, no hay que olvidarse de las bombas puestas por los guerrilleros que no solo afectaban a los milicos sino también a sus familiares y vecinos. Esto también estaba mal. O acaso matar clandestinamente a un milico es una tarea que merece una medalla? Matar a su hija de 3 o 4 años con una bomba, está bien? O a un vecino?

Abal Medina murió con un revolver en la mano. Rodolfo Walsh lo mismo. Qué hacían con un revolver? Quiero decir, está bien? Son inocentes?

El ataque a Monte Chingolo se llevó a algunos colimbas que simplemente estaban cumpliendo con una tarea que les impusieron sin que ellos pudieran decir si estaban de acuerdo o no. Como los pibes de Malvinas o los pibes que fueron a pelear a Chile. (que por fortuna no se llegó a combatir) Estos pibes no tenían nada que ver y sin embargo los mataron como si fueran fachistas.

Obregón Cano, Perdía, Vaca Narvaja, Santucho, Firmenich, Abal Medina, Arrostito, Walsh... todos ellos sabían donde se metían y murieron o tuvieron la posiblidad de morir de acuerdo a sus códigos. Pero ¿Y los que no tuvieron ni siquiera la opción de decidir? qué fue?

Sabato dijo algo como esto en dos o tres líneas. Él fue un gran escritor y yo no. Pero también dijo algo muy interesante y que se pasa por alto muchas veces. Italia pasó por algo parecido y no llegó al terrorismo de Estado. Cuando durante el secuestro de Aldo Moro, un miembro de los servicios de seguridad le propuso al General Della Chiesa torturar a un detenido, le respondió con estas palabras: "Italia puede permitirse perder a Aldo Moro. No, en cambio, implantar la tortura".

Hace poco vi un documental de la guerrilla en los principios de los 70 en Alemania Federal. También fue terrible y ellos desde los mecanismos que propone la democracia, combatieron a la guerrilla y la exterminaron con eficacia sin llegar a los extremos nuestros.

Había que cerrar los ojos cuando en la asunción de Cámpora unos cuantos personajes bajaron la bandera celeste y blanca del mastil de la plaza y levantaron una bandera roja? Cual era el sentido de esto? Hay que dejarlo pasar o hay que tomarlo en cuenta? No somos demasiado inocentes pensando que con esta gente no pasaba nada?

Por todo lo enumerado, creo que hubo dos demonios. Tal vez uno mucho más poderoso, pero ambos peligrosos. Incluso, Antes del ataque a Monte Chingolo, estos grupos pensaban que provocando un golpe podían llegar a tener éxito sobre las fuerzas militares. Estaban muy errados evidentemente, pero pensaban esto.