viernes, 3 de junio de 2011

Cómo hacer una buena nota usando Tiempo Argentino y Clarín a la vez

Sí, el título del artículo es posta, pero posta en serio. Y lo he comprobado yo mismo.
Se puede relatar una buena noticia usando exctractos de Clarín y Tiempo Argentino al mismo tiempo. Se puede armar una sola nota bien dicha y ajustada a la verdad usando sólo partes de uno y otro diario, fuera de joda. O por lo menos, así lo intenté. El resultado lo van a apreciar ustedes, no yo, de todos modos.
La cosa es así: agarré una noticia al azar que cubrieran los dos diarios el mismo día en sus respectivas ediciones, que en este caso fue:
Alfonsín ya tiene candidato a vice: González Fraga
.
Y básicamente, lo que hice fue mezclar las palabras de los dos matutinos para dar la información más completa posible, vista desde los dos ángulos más distintos que sea posible. Creo que lo logré (aunque eso está por verse).
Convengamos, de todos modos, que esta no es la información más sensible que se pueda dar. Soy consciente de que hay posturas irreconciliables en las cuales una editorial no podría ser compatible con la otra. Ya lo sé, no hace falta que nadie me lo aclare.
Sin embargo, me gustó la idea de agarrar una info tomada por ambos diarios (info = posturas, filosofías, pensamientos, defensas) y fusionarla para hacer un único relato.
A efectos de que se entienda bien la diferencia entre uno y otro -Clarín/Tiempo- voy a poner las cosas extraídas de Clarín en color rojo, y las de Tiempo en color azul. Si el color es negro, es que es un añadido mío (que de todos modos es una sola palabra).
Ahí vamos...


Será la oferta que presentará en octubre la alianza entre la UCR y el sector del PJ disidente que responde a De Narváez. La decisión se tomó horas después de la ruptura definitiva con Binner.
El hijo del ex presidente decidió enviar un mensaje al establishment. El elegido rechazó la estatización de las AFJP en 2008.



El candidato presidencial del radicalismo Ricardo Alfonsín anunció ayer que el economista Javier González Fraga lo acompañará como vicepresidente en la fórmula. El radicalismo tiene entonces repentino postulante a vice, y también candidato a gobernador de Buenos Aires: el peronista disidente Francisco De Narváez.

En la UCR especulaban con que Alfonsín elegiría a un candidato que le aportara un perfil progresista similar al que dejó vacante Hermes Binner cuando desistió de cerrar un acuerdo con el partido centenario, pero Alfonsín se decidió por un candidato a vice con perfil técnico, ligado al PJ Federal, y con pasado de gestión en el Banco Central durante el gobierno de Carlos Menem. El economista, cercano al ex ministro de economía Roberto Lavagna, fue titular del Banco Central durante la primera presidencia de Carlos Menem, director general del Instituto Argentino de Mercado de Capitales y vicepresidente primero de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Si bien en el radicalismo ayer destacaban el perfil productivista del candidato a vice, otros dirigentes recordaban que en noviembre de 2008 González Fraga rechazó en el Congreso la estatización de las AFJP. "La ANSES va a estar perdiendo dinero dentro de tres años, y ahí tendremos que ver cómo lo financiamos", evaluó durante aquel debate.

Ayer a la mañana se había descartado en forma definitiva la posibilidad de que Binner acompañara a Alfonsín. "La fórmula Alfonsín-Binner se cayó", aceptó el titular del Comité Nacional de la UCR, Ángel Rozas. Radicales y socialistas mantienen ahora entre algodones los acuerdos que comparten en 13 provincias. Esas alianzas distritales siguen más allá del fracaso de la fórmula presidencial conjunta. Una de las variables que podría fracturar definitivamente la sociedad política entre la UCR y el PS sería una candidatura de Binner al frente de otra fórmula. El gobernador santafesino no descarta competir contra Alfonsín. Lo dejaron en claro sus representantes en la reunión y así lo pregonan otros sectores de centroizquierda.


Increíble pero real, ¿no? Si no les hubiera dicho nada, no habrían adivinado de dónde provenía cada párrafo, ni de casualidad. O por lo menos, no me hubiesen podido decir "esto lo sacaste de Clarín/Tiempo Argentino, cabezón!!!". La fuente no me la adivinaban ni en dos mil años, de eso estoy seguro, y se comían la info como un hecho (que lo es), redactado de muy buena manera por quien lo haya escrito. Porque la cohesión de este texto es correcta, no hay baches en cuanto a su línea de argumental y no hay contradicciones entre los dos relatos. Si yo les decía que esto era de Tiempo Argentino me lo creían, y si les decía que era de Clarín también.

Entonces, ¿cuál es la onda? En realidad la onda no iba a ser nada en un principio. Lo único que yo quería era info con respecto al tema "
vice de Alfonsín", porque quería saber en qué había terminado la cosa después de tanta insinuación y pseudo-romance Socialista/UCR. Y resulta que en el camino me encontré con lo que plasmé acá, más arriba.
Primero busqué la info en el lugar que más confianza me daba. Luego la busqué en el que menos confianza me inspiraba. Y leyendo, analizando, sopesando, prestando atención y masticando las dos vertientes fue que saqué una conclusión. Conclusión que seguramente me acerca más a un lado que al otro, esto es cierto, pero que no impide mantener las opciones abiertas y al mismo tiempo mantenerme a mí permeable a diferentes opiniones.

Este ejemplo es un poco chato, lo admito. Pero creo que bien sirve como ejemplo para poner un punto de partida con respecto a muchas más opciones con las que nos enfrentamos día a día.
No comprar automáticamente lo que se nos dice (venga de donde venga) es un ejercicio fundamental para mantener la autonomía de pensamiento y el espíritu crítico, así como también sirve para afirmar las convicciones, comprobar que no es por nada lo que uno piensa, corregir metidas de pata o rectificar/reafirmar lo que uno alza como bandera.