domingo, 1 de mayo de 2011

Feliz día del trabajador, amig@s

Un poco de historia sobre este día tan especial.

El 1º de Mayo se celebra el Día Internacional del Trabajador.
Quizás para más de uno eso sea un día más, o un día en el que zafa de laburar. Pero en realidad, esta fecha es mucho, pero MUCHO más que eso.

¿Acaso alguien sabe por qué el Día del Trabajador se conmemora un 1º de Mayo?
Por lo siguiente: los llamados Mártires de Chicago.
¿Y alguien sabe quiénes eran estos Mártires de Chicago?
Bueno, para empezar, era gente que provenía de Chicago, EEUU.
Pero ¿por qué se los llamó "mártires"? ¿Qué hicieron para recibir ese nombre?

Esto:

En noviembre de 1884 se llevó a cabo en Chicago, EEUU, una reunión de trabajadores organizados. Allí fue que se celebró el IV Congreso de la American Federation of Labor (Federación Americana del Trabajo). Y en esa reunión se propuso algo tan básico como el hecho de que los patrones debían respetar una jornada laboral de 8 horas. Pero en ese momento ese planteo no era nada básico, acostumbrados a jornadas de labor de tantas horas como sus jefes lo consideraran; sean 8, 10, 12 o más, siempre con límites de entrada pero nunca de salida.
Se acordó que esa premisa (la de las 8 horas) debía hacerse a partir del 1º de Mayo de 1886.
En 1886, el Presidente de los Estados Unidos, Andrew Johnson, promulgó la llamada Ley Ingersoll, la cual establecía las 8 horas de trabajo diarias.
Pero esta ley no se cumplió, y entonces las organizaciones laborales y sindicales de Estados Unidos se movilizaron. De este modo, los obreros se organizaron y paralizaron el país con más de 5000 huelgas.

En medio de esta lucha fue que ocurrió el incidente de mayo de 1886 en la Haymarket Square de Chicago: durante una manifestación contra la brutal represión de una huelga, una bomba provocó la muerte de varios policías.
Lo cierto es que nunca se supo quién fue el responsable de este atentado, y quizás nunca se quiso saber en realidad, pero cuatro líderes anarquistas fueron acusados, juzgados y ejecutados.
Fueron asesinados sin prueba alguna de que ellos hayan sido los responsables de la bomba.
Los nombres de los ejecutados eran: George Engel, Adolf Fischer, Albert Parsons, August Vincent, Theodore Spies, Michael Schwab, August Spies y Louis Lingg (este último se suicidó en su propia celda antes de ser ejecutado).

Tres años después, en julio de 1889, la Segunda Internacional decidió instituir el Día Internacional del Trabajador para recordar los hechos ocurridos en Mayo de 1886 en Chicago, cuando un grupo de personas fueron juzgadas, condenadas y ejecutadas sin haberse probado jamás que ellos eran culpables: fueron asesinados por el solo hecho de ser anarquistas.
Ni bien esta reivindicación fue hecha, fue tomada por obreros norteamericanos e, inmediatamente, adoptada y promovida por la Asociación Internacional de los Trabajadores.
Así fue que el Congreso de París de la Segunda Internacional acordó celebrar el Día del Trabajador todos los 1º de Mayo de cada año, como recordatorio de ese 1º de Mayo de 1886
Día en que las patronales debían acatar la resolución de las 8 horas de trabajo diarias.
En la actualidad, muchos países lo festejan, y los sindicatos convocan a manifestaciones para rememorar este día, el de los Mártires de Chicago.

Un dato curioso
(Aunque no tanto, si uno se pone a pensar...)
El Día Internacional del Trabajador se celebra en la mayor parte de los países del mundo de occidente. Sin embargo, en el país causante de esta celebración, EEUU esto es... no se celebra.

Relato de la ejecución
"...salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas plateadas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos... abajo la concurrencia sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro... plegaria es el rostro de Spies, firmeza el de Fischer, orgullo el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita que la voz que van a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora... los encapuchan, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos cuelgan y se balancean en una danza espantable..."

José Marti (Corresponsal en Chicago de "La Nación" de Buenos Aires)

1 comentario:

La Cagámpora dijo...

ustedes aprendan de nosotros y trabajen