sábado, 13 de noviembre de 2010

La manipulación de la información. Mi experiencia personal

Siempre se habla de que la información es manipulada a conveniencia, de que los medios no son ingenuos, que se dicen determinadas cosas de determinada manera para generar determinado impacto, que se omiten cosas adrede.
Todas esas cosas las escuchamos todos los días. Pero nunca esperé estar yo en el medio de eso. Nunca creí ser una fuente de información que hiciera que un conjunto de personas creyeran algo que no era verdad.
Pero me pasó.
Un grupo de gente creyó algo, por algo que yo publiqué, que no era cierto. Y se los quiero contar. Así que ahí va...

Hace unos días, yo andaba boludeando por Twitter cuando veo que Andrés Calamaro (a quien sigo) publica unos tweets hablando de política. Me fijo rápidamente de qué se trata, y me parece que está bueno para publicarlo en una comunidad de la que soy parte en Taringa. Así que agarro y lo publico, con este texto:

A Calamaro le saltó la térmica...
Y entró a repartirle a la izquierda.
Qué pasó? En el sitio Razón y Revolución, que en su "quienes somos" se reconoce como una organización cultural que combate la ideología burguesa en todos los ámbitos de la vida social, hicieron pelota al disco El Salmón.
Parece que a Calamaro esto no le gustó mucho, porque en su Twitter escribió esto (Ehh este soy yo, Tuqui el del blog... les aviso que pongo algunas partes, no todo, porque sino se hace eterno):
"Esa formula para menospreciar las virtudes del SALMON me las se de memoria y tambien tengo formas de reirme de otras cosas...
La desopilante historia de la militancia socialista y comunista en Argentina es una chicana que no pienso transitar...
Mal hacen los viejos troskystas en mirar al ombligo rojo (que no vuela sobre argentina); hay una sola forma de hacer cosas en politica...
y la izquierda revolucionaria es contradictoria y tiene la tendencia en dividirse siempre; si hay cuatro diputados se dividen en 5 grupos (totalmente de acuerdo con vos, Andrés...)
A mi no me apura un viejo boludo con la chicana de Aníbal Fernandez... igual aplaudo que se dejen matar en estaciones de tren" (comentario desubicado como chupete en el ocote)
Y bueno, así siguió un rato, pero el tema no es ese. El tema es qué pasó con lo que yo publiqué.

Qué pasó con lo que yo publiqué?
Pasó que los amigos de la comunidad (creo que ya mencioné que lo puse en Taringa) empezaron a dejar comentarios. Pero casi la totalidad de esos comentarios eran dirigidos al PO, todo se centraba en eso. Todos los comentarios, o la mayor parte de ellos, iban para ese lado. Algunos decían "y sí, que querés con estos del PO, aguante Calamaro", y otros "Calamaro que se dedique a componer, no tiene nada que reclamarle a los cuadros del PO". Y así estaba la cosa, que el PO era una mierda porque lo había atacado a Calamaro o que el PO era una maravilla por esa misma razón, pero más allá de cualquier opinión, estaba claro que el PO le había dado con un caño a Calamaro.

Pero cómo era la posta? La posta era y siempre había sido así: el diario digital del PO había publicado un artículo por demás elogioso para con El salmón (disco de Andrés Calamaro). Qué sucedió? Que otro diario online, Razón y Revolución (deja vu? no, miren al principio de la nota) agarró ese artículo y le entró a dar. Lo hicieron pelota al PO (que esa era su intención inicial no se por qué, serán antagonistas, desconozco) y en el camino, a El Salmón.
Así que, si siguieron este artículo hasta acá, se habrán dado cuenta de que el PO, en realidad, se portó excelentemente bien con Calamaro. Los que se portaron "mal" fueron los muchachos de Razón y Revolución.

Pero y entonces por qué la gente en Taringa se puso a putear al PO?
Porque yo, cuando publiqué el artículo, omití la parte quizás más importante, que es la historia de la noticia. Puse solamente que Calamaro se había enojado "por una nota" y había dicho una serie de cosas, sin especificar cómo venía la mano. Y da la casualidad que entre esas cosas que decía Calamaro, se mencionaba implícitamente al PO. Y entonces la gente que lo leyó, sin saber que en realidad el PO había elogiado a Calamaro y otra publicación de otra corriente lo había denostado, pensó que el PO era el que había "ofendido" a Andrés, cuando en realidad había sido al revés.

O sea que yo, al publicar un relato por la mitad, lo que hice fue tergiversar una noticia y cambiar la visión de ella, sin querer por supuesto pero lo hice. Tal es así que hubo gente que defendió al PO ante Calamaro cuando en realidad el PO nunca lo había atacado.
Qué loco, no? Y eso que jamás quise hacer una cosa así. Como dije en mi comunidad de Taringa (lo encuadrado en rojo, si no lo ven bien... click en la imagen):



Menos mal que ahí mismo, en la comunidad, un compañero (que no es K para nada) me hizo sentir un poco mejor (click en la imagen para ver mejor)


Pero como sea... ahora entiendo un poco más el valor que tiene la información, aunque esto que les diga y este ejemplo que les acabo de dar les parezca idiota. Y también entiendo un poco más -aunque parezca idiota nuevamente- el poder de la "credibilidad" y todo lo que eso conlleva. O lo que debería conllevar por lo menos. Porque está más que claro que algunos periodistas no lo toman así, y hacen usufructo de la confianza que se les tiene para vender más de una mentira. Diría que a todos ellos les debería dar vergüenza pero estaría hablando al pedo... o sea, qué vergüenza? Si no tienen.
De todos modos, hay muchos periodistas que sí tienen sentido de la verdad y de la honestidad intelectual, y a ellos los respeto muchísimo. Periodistas que honran su profesión y que están bastante cerca de la altura de Mariano Moreno. Y eso es decir mucho, no me digan que no. En esos periodistas es en los que pienso. En esos periodistas es en los que pensé cuando leí todos esos comentarios y dije "no, pará, qué pasó acá? Esto lo tengo que arreglar, no es así", porque entendí que había publicado, sin quererlo, una mentira. Chiquita o grande, tascendente o intrascendente, menor o mayor, a propósito o sin querer, importante o nula... pero mentira. Eso para mí era lo que importaba, y eso para mí es lo que importa.

2 comentarios:

juan dijo...

Hey Tuqui viste que fácil es hacer eso? Y viste cuánta influencia podés ejercer con la información? Imaginate eso potenciado millones de veces... Es mucho el poder que tiene esta gente por eso la importancia de la ley de medios. De todas maneras el mundo está muy loco, circula cualquier tipo de información para llenar un pequeño espacio en esa infinitamente enorme maraña que es la web y muchas veces la información es falsa, algunos sabemos tomar con pinzas lo que se dice en ciertos medios pero creo que la mayoría no es consciente de esto y hasta pueden venderle un buzón lleno de humo que lo compran igual. Esto es grave, muy grave en realidad pero siempre fue así. No me acuerdo si en una película o en donde corno sea leí una frase que decía "Quien controla los media controla todo" y cada vez me doy más cuenta de la certeza de esto.
Mirá lo que pasó en EEUU: las últimas elecciones fueron para una manga de ineptos, algunos de los cuales dijeron que la mejor manera de combatir la crisis económica era prohibir la masturbación y el sexo desenfrenado... También otros dijeron que Obama era un musulmán que quería acabar con el país... En fin, nada bueno puede resultar de esta situación si se sigue profundizando sobre todo a nivel mundial. Ahora los yankis demonizan a China porque no se pliegan a sus pedidos y de a poco se va convirtiendo en la potencia mundial con más influencia en el planeta con la salvedad que los chinos no invaden militarmente y asesinan gente sino que invaden comercialmente con sus productos que tienen mucha más salida que los productos yanquis por el tipo de cambio...
Para ir cerrando creo que fue una lección importante para vos, antes de publicar algo uno tiene que ser absolutamente responsable como para, primero, chequear la info a fondo y segundo, saber bancarse las consecuencias. En principio vos lo hiciste así que te felicito.
Saludos.

Tuqui dijo...

Hola Juan, muchas gracias por tu amable comentario. Y especialmente por tu reflexión que, debo decir, recién encontré y leí con atención.
Es cierto, es muy fácil la influencia que se puede ejercer a través de un medio de comunicación, muy fácil y muy peligrosa si no se la utiliza de manera honesta y responsable. Por eso, y como vos decís, es la importancia de la Ley de Medios y su plena aplicación, no sólo en Argentina, sino a nivel mundial. No por nada se les dice el cuarto poder, no?
Para ir cerrando yo también ;), esta experiencia fue ciertamente una lección muy importante para mí. Increíblemente, y aunque yo no sea nadie mediáticamente hablando, pude ver de primera mano lo que es comunicar algo de manera equivocada y que X cantidad de personas me crean, siendo que eso que publiqué era una mentira. Y aunque yo sé que no fue la intención publicar algo que faltase a la verdad y de hecho nunca se me pasó por la cabeza que se iba a interpretar de esa forma, lo cierto es que dije una media verdad, lo cual llevó a conclusiones mentirosas. Lo cual se traduce en una mentira. Así que sí, esta estupidez me enseñó algo importante para mí.
Te mando un abrazo, gracias de nuevo por el mensaje.